Más información

Contáctame en este formulario si deseas información más personalizada

¿Qué te interesa?

Coaching

Realizo coaching presencial y Coaching on-line, consultame.

EEUU es país pionero del coaching desde la década de los ochenta. El coaching, como concepto y profesión en su origen, nace en el ámbito deportivo, de ahí el concepto de entrenamiento (coaching) con una demostrada eficacia para lograr un rendimiento muy elevado de los deportistas, como por ejemplo con André Agassi, por su coach Anthony Robbins.

El Coaching Creativo es una nueva metodología que se usa en la solución de conflictos dentro de una organización. A través de las artes, el juego y la imaginación llevamos a los participantes (gerentes, líderes, personas en puestos estratégicos y colaboradores en general) a una experiencia alternativa donde se descubren nuevas posibilidades y recursos para lograr objetivos específicos o hacer frente a situaciones difíciles.

El Coaching Creativo contribuye de manera efectiva a la transformación organizacional. Esta metodología ha probado ser muy efectiva en:

– Mejora del clima organizacional.
– Identificación y desarrollo de competencias.
– Descubrimiento de recursos individuales y grupales.
– Afianzamiento del trabajo en equipo.
– Resolución de conflictos internos.
– Mejora en la comunicación organizacional.
– Perfeccionar sus habilidades de comunicación (lenguaje verbal y no verbal) y de relación
– Manejo del estrés.
– Mejorar la capacidad de autogestión (organización y gestión del tiempo).
– Consolidación del sentido de pertenencia e identidad de grupo.
– Potenciar el optimismo, la creatividad y la asertividad como herramienta de cambio.
– Desarrollar el liderazgo y mejorar su imagen

El coaching es un proceso que comparten un asesor especializado, coach, y su cliente, coachee. El coach guía a su cliente en la definición de sus metas y sueños, en la creación de un plan para conquistarlos y en la puesta en práctica del mismo.

Es una relación profesional continuada que ayuda a obtener resultados extraordinarios en la vida, profesión, empresa o negocios de las personas. Mediante el proceso de coaching, el cliente profundiza en su auto-conocimiento, aumenta su rendimiento y mejora su calidad de vida. Es el “aprendizaje a través del diálogo”, que facilita el que nos conozcamos mejor, que comprendamos “quiénes somos y qué queremos ser”.

El coaching no es una terapia. Un coach no es necesariamente un psicólogo, y si encuentra alguna patología remite al cliente a un profesional psicoterapeuta. Un coach tampoco es un consultor; un coach personal es un observador activo que cuestiona, interroga, que enseña incluso a preguntar, pero que se abstiene de juzgar o de sacar conclusiones, ayudando a que sea el mismo coachee el que tome conciencia de las situaciones.